miércoles, 16 de marzo de 2011

ROPA HECHA CON RECICLAJE



"Dicen que en la moda está todo inventado; yo creo que con imaginación todo se puede"



Edurne Ibáñez, joven diseñadora pamplonesa de 30 años, impartió, hace varias semanas, una charla en la que mostró sus diseños y explicó cómo es el proceso creativo de la ropa reciclada. Todo ello dentro del ciclo 'Moda reutilizada, reciclada y comercio justo' del Museo de Eduación Ambiental


sonia macías álvarez











La pamplonesa Edurne Ibáñez estudió Delineación Industrial y obtuvo el título de técnico especialista en 2002. Debido a necesidades creativas, Ibáñez optó por compaginarlo con estudios de diseño de moda y patronaje. Desde 1999 su pasión por la moda y el reciclaje ha crecido exponencialmente. Tanto que ha llegado a presentarse a numerosas pasarelas estatales, de las cuales su mayor éxito fue el verano pasado, tras ser elegida Premio Nacional al Mejor Diseñador Joven.

¿Cómo surgió la idea de reciclar productos y con ellos crear ropa?

El tema del reciclaje surgió por una necesidad de innovar. Buscando la diferenciación de lo que existe e intentando aportar algo nuevo. Y no sólo en cuanto a modelos sino también en cuanto a tejidos. A pesar de que se diga que en la moda todo está inventado yo creo que no. Por eso, mis propuestas son prototipos. Está claro que si estableces una cadena de producción probablemente habrá otras maneras de tratar los diferentes tejidos y de manera más eficiente. Pero lo que intento es sobre todo dar un concepto transgresor de la moda, porque la gente está un poco cansada de ver siempre lo mismo.




¿Hacia qué tipo de materiales se decanta más en sus diseños?

Me gustan mucho los tejidos técnicos que tienen aspecto metalizado, y también tejidos de mucha calidad como la seda o el raso. Suelo combinarlos con material de deshecho trabajado. Estos materiales los trato hasta que están a la altura de los tejidos de calidad. ¿Qué he utilizado más concretamente? Sobre todo cámaras de bicicleta, guantes de peluquería, mallas de ajo, viruta de caucho y de manguera de riego, polietilenos, e incluso acero.




Después de todo lo que ha conseguido ¿cuál es el próximo proyecto en el que piensa embarcarse?

Ahora me estoy planteando el concepto de reciclaje orgánico. Más concretamente estoy tratando la piel del pescado y con ella estoy preparando una colección. Es algo muy ambicioso que espero que vaya bien.

¿Cuál es el proceso para la creación de las prendas recicladas?

El proceso es bastante complicado porque es artesanal y porque no tengo todos los medios necesarios. Los materiales de deshecho se tienen que limpiar bien, quitarles el olor y darles el brillo que han perdido. La cuestión es que nunca sabes si un material va a ser válido hasta que te rompes mucho la cabeza y consigues darles una vuelta de tuerca.

Para realizar los diseños, ¿cuenta con ayuda o lo hace en solitario?

Tengo un taller con dos socios, se llama Entretres y está en la Rochapea, en la calle Alodia. Lo abrimos hace un año. Básicamente compaginamos la actividad de lo que es la sastrería o el pequeño taller textil, haciendo colecciones variadas para la gente, con la realización de una línea de prototipos originales dedicados a la pasarela. Evidentemente los prototipos no son para llevarlos por la calle. Pero hacemos prendas normales en los que a lo mejor añadimos detalles o apliques hechos con materiales reciclados.

¿Cree que falta conocimiento de lo que se puede llegar a hacer con el material reciclable?

Creo que existe mucha conciencia sobre el reciclaje. De hecho, la gente sí que se anima a hacer ropa reciclada, pero muchas veces se quedan en meros prototipos. Y en parte es lógico porque es muy difícil hacerlo como producto de mercado. En realidad, yo estoy en ese proceso. Lo mío tampoco acaba de ser algo de lo que se pueda hacer una producción, pero se está investigando para intentar sacarle todas las posibilidades que se pueda. Al final lo importante es intentarlo. Como digo siempre, con imaginación todo se puede hacer.


las claves
Edurne Ibáñez explicó en la charla impartida en el Museo de Educación Ambiental que "la moda es una expresión artística más". "Incluso para la gente que dice que no le interesa la moda, hay un estilo destinado a él", señaló mientras contaba a la veintena de oyentes que la acompañaban durante la actividad. "Es importante que nos demos cuenta todos que no hay que seguir las modas. Porque no son más que ideas que los diseñadores sacan a partir de las personas que el año anterior iban a contracorriente. Es decir, de las contratendencias", afirmó. Asimismo, animó a todo el mundo a probar cosas nuevas y a intentarlo, "para bordar un jersey liso voy a Zara y me sale más barato. La idea es ser original", admitió. A la pregunta de porqué vías le llega la inspiración, Ibáñez señaló que "está en lo cotidiano. Primero hay que fijarse y encontrar texturas distintas", dijo. "Lo importante es no tirar la toalla. Si a algún material no se le encuentra la utilidad a la primera hay que seguir pensando hasta encontrarla", animó añadiendo, además, que "es muy importante fijarse en los detalles. Y por supuesto son vitales, además del vestido, la modelo, el peinado y el maquillaje".

Sus frases
"El tema del reciclaje surgió por una necesidad de innovar y diferenciarnos"

"Creo ropa con cámaras de bicicletas, guantes, virutas de manguera o mallas de ajo"

"Me estoy planteando el concepto de reciclaje orgánico. Lo próximo será la piel de pescado"




este es el modelo que presento este año

Reciclate

Loading...

reciclado en el pecado

La Musicalité y Pol 3.14

Loading...

VALORA ESTE BLOG